Las Buenas Prácticas para Laboratorios (BPL) proporcionan recomendaciones para el sistema de gestión de calidad dentro del cual debe realizarse el análisis de los ingredientes farmacéuticos activos (API), los excipientes y los productos farmacéuticos, con el fin de demostrar que se obtienen resultados confiables.

 

El cumplimiento de las recomendaciones previstas en estas normas promueve la armonización internacional de las prácticas de laboratorio y facilita la cooperación entre los laboratorios y el reconocimiento mutuo de los resultados.

La planificación y los presupuestos futuros deben asegurar que los recursos necesarios estén disponibles, tanto para el mantenimiento del laboratorio como para contar con una apropiada infraestructura y suministro de energía. En caso de eventuales problemas de suministros deben estar disponibles los medios y los procedimientos para garantizar la continuidad de las actividades del laboratorio.

Las buenas prácticas descritas a continuación deben considerarse como una guía general y pueden adaptarse para satisfacer las necesidades individuales, siempre que se alcance un nivel equivalente de garantía de calidad. Las notas suministradas proporcionan una aclaración del texto o ejemplos, no conteniendo los requisitos que deben completarse para cumplir con estas guías.

Estas normas se aplican a cualquier laboratorio de control de calidad de productos farmacéuticos, comercial gubernamental o no-gubernamental. Sin embargo no incluyen normas para aquellos laboratorios involucrados en el análisis de productos biológicos como es la producción de vacunas y de los productos hemoderivados. Para estos laboratorios en particular se disponen de otras normas. Estas normas son consistentes con los requisitos de las Guías de la OMS para las buenas prácticas de fabricación y con los requisitos de la norma internacional ISO/IEC 17025:2005, proporcionando una guía detallada para los laboratorios que realizan control de calidad en medicamentos.

Las normas específicas para los laboratorios de microbiología pueden encontrarse en el documento de trabajo de la Guía para las Buenas Prácticas de Laboratorios Microbiológicos de productos farmacéuticos de la OMS (referencia QAS/ 09.297).

Los ensayos de control de calidad de productos farmacéuticos son en general, análisis repetitivos de muestras de ingredientes farmacéuticos activos o de un número limitado de productos farmacéuticos. Mientras que los laboratorios nacionales de control de calidad de productos farmacéuticos tienen que ser capaces de procesar una serie más amplia de sustancias y productos farmacéuticos y por lo tanto, deben aplicar una variedad más amplia de métodos de ensayo.

Los laboratorios de control de calidad pueden llevar a cabo algunos o todos los pasos en control de calidad, como por ejemplo el muestreo, el análisis de ingredientes farmacéuticos activos, de excipientes, de materiales de envase y/o de productos farmacéuticos, de ensayos de estabilidad, de ensayos contra especificaciones y de ensayos de investigación.

A fin de que se evalúe correctamente la calidad de una muestra de medicamento se procede primero al envío al laboratorio de una muestra de un ingrediente farmacéutico activo, excipiente o producto farmacéutico o material que se sospecha adulterado, seleccionado de acuerdo a requisitos nacionales, debe estar acompañado por una declaración sobre el motivo por el cual se ha solicitado el análisis. Siendo que su análisis debe ser planificado correctamente y ejecutado meticulosamente y los resultados deben ser evaluados para determinar si la muestra cumple con las especificaciones u otros criterios pertinentes.

Laboratorios de control de calidad de productos farmacéuticos

A nivel gubernamental se puede establecer y mantener un laboratorio nacional de control de calidad de productos farmacéuticos para efectuar los ensayos y valoraciones requeridas asegurando los ingredientes farmacéuticos activos, excipientes y productos farmacéuticos que cumplan con las especificaciones establecidas, a través de la autoridad nacional reguladora de medicamentos. De acuerdo al número de la población de cada país, se puede requerir incluso más de uno o varios laboratorios de control de calidad de productos farmacéuticos, los cuales se deben ajustar a la legislación nacional y deben existir disposiciones apropiadas para controlar su cumplimiento con un sistema de gestión de calidad.

El laboratorio central de control de calidad de productos farmacéuticos ofrece una base de apoyo a las autoridades nacionales reguladoras de los medicamentos. Los resultados analíticos obtenidos deben describir con precisión las propiedades de las muestras evaluadas, permitiendo obtener conclusiones correctas acerca de la calidad de las muestras de medicamentos analizados y acaban sirviendo como una base adecuada para cualquier regulación administrativa y acción legal subsiguiente. Los laboratorios trabajan en estrecha colaboración con la autoridad nacional reguladora de medicamentos a través de los procesos de autorización de comercialización y del de la vigilancia post-comercialización. Los laboratorios de control de calidad de productos farmacéuticos a nivel nacional realizan dos tipos de ensayos:

• los ensayos de conformidad de los ingredientes farmacéuticos activos, excipientes farmacéuticos y productos farmacéuticos empleando métodos oficiales incluyendo métodos de Farmacopea, procedimientos analíticos validados por el fabricante y aprobados por una autoridad gubernamental relevante para autorizar la comercialización o procedimientos analíticos validados desarrollados por el laboratorio.

• los ensayos de investigación de sustancias o productos sospechosos, ilegales o falsificados enviados para su examen por inspectores de medicamentos, aduana o policía.
Para garantizar la seguridad del paciente, debe definirse la función del laboratorio nacional de control de calidad de productos farmacéuticos acorde a la legislación farmacéutica general del país, de forma que los resultados proporcionados por el mismo puedan ser aplicados en acciones legales.

Términos aplicados a las normas

Autorización para la Comercialización del Producto: es un documento legal emitido por una autoridad competente reguladora de medicamentos del país que autoriza la comercialización o la distribución libre de un producto farmacéutico en luego de haberse realizado la evaluación de su seguridad, su eficacia y su calidad. Establece la composición detallada y formulación del producto farmacéutico y los requisitos de calidad para el producto y sus ingredientes, incluyendo los detalles del envase, etiquetado, condiciones de almacenamiento, vida útil y condiciones de uso aprobadas.

Buenas prácticas de fabricación: recibe este término el área de la garantía de calidad que garantiza que los productos farmacéuticos sean producidos y controlados conforme a los estándares de calidad apropiados para el uso que se tiene previsto y según requerimientos de la autorización para su comercialización.

Calibración: es el conjunto de operaciones que establecen bajo condiciones especificadas, la relación entre los valores indicados por un equipo o sistema de medición (especialmente los de pesada), registro y control o los valores representados por una medición de material con los correspondientes valores conocidos de un estándar de referencia. Deben establecerse los límites de aceptación de los resultados de la medición.

Calificación de equipos: es el testeo y documentación de que cualquier equipo analítico cumple con las especificaciones requeridas y que funciona adecuadamente para su uso previsto.

Calificación de la instalación (IQ):
es la ejecución de pruebas para asegurar que los equipos analíticos usados en un laboratorio están instalados correctamente y operan de acuerdo con las especificaciones establecidas.

Calificación del desempeño (PQ):
es la verificación documentada de que un equipo analítico opera de consistentemente y que ofrece una reproducibilidad dentro de los parámetros y especificaciones definidas durante períodos prolongados.

Calificación del diseño (DQ): es la verificación documentada de las actividades que definen las especificaciones operacionales y funcionales del equipo o instrumento y los criterios para la selección del vendedor, basándose en el uso previsto del equipo o instrumento. La selección y la adquisición de un equipo o instrumento nuevo, debe atenerse a un proceso de decisión consciente, basándose en las necesidades de la gestión técnica. Al programar las instalaciones de un nuevo laboratorio, debe acordarse la especificación del diseño y los requisitos para los servicios, entre el equipo de gestión y los proveedores seleccionados y ser documentados.

Calificación operativa (OQ): es la verificación documentada de que el equipo analítico se desempeña según lo planeado en todos los intervalos de operación previstos.
Certificado de análisis: es la lista de los procedimientos de análisis aplicados a una muestra particular con los resultados obtenidos y los criterios de aceptación aplicados. Indica si la muestra cumple o no con la especificación.

Control de calidad: son todas las medidas tomadas, incluyendo el establecimiento de especificaciones, muestreo, análisis e informe de análisis, para asegurar que las materias primas, productos intermedios, materiales de envase y productos farmacéuticos terminados cumplan con las especificaciones establecidas para identidad, contenido, pureza y otras características.

Criterios de aceptación para un resultado analítico: se denomina así a los indicadores predefinidos y documentados mediante los cuales un resultado se considera que está dentro de los límites o que excede los límites indicados en la especificación.

Ensayos de aptitud del sistema: es un ensayo que se realiza para asegurar que el procedimiento analítico cumple con los criterios de aceptación que se establecieron durante la validación del procedimiento. Este ensayo se realiza antes de comenzar el procedimiento analítico y se repite regularmente, a lo largo del ensayo para asegurar que el desempeño del sistema es aceptable en el momento del ensayo.

Ensayos de conformidad: es el análisis de los ingredientes farmacéuticos activos (APIs), excipientes farmacéuticos, material de envase o productos farmacéuticos de acuerdo con los requerimientos de una monografía basada en Farmacopea o una especificación en una autorización de comercialización aprobada.

Especificación: es una lista de requisitos detallados (criterios de aceptación para los procedimientos de ensayo establecidos) con los que la sustancia o producto farmacéutico tiene que cumplir para asegurar una calidad adecuada.

Exactitud: es el grado de concordancia de los resultados del ensayo con el valor real o la proximidad al valor real de los resultados obtenidos por el procedimiento. Se establece normalmente en muestras del material a analizar que han sido preparadas con exactitud cuantitativa. La exactitud debe establecerse a través del intervalo especificado del procedimiento analítico. Se acepta por lo general el uso de un placebo que contenga cantidades agregadas o concentraciones conocidas de una sustancia de referencia.

Excipiente farmacéutico: se denomina así a toda sustancia, distinta del ingrediente farmacéutico activo (API) que ha sido evaluada de manera apropiada respecto de su seguridad y que se la incluye en un sistema de liberación del fármaco para: ayudar al procesamiento del sistema de liberación del fármaco durante su fabricación, proteger, mantener o aumentar la estabilidad, biodisponibilidad o aceptación por parte del paciente; ayudar a la identificación del producto farmacéutico o para mejorar cualquier otro atributo general de seguridad y eficacia del producto farmacéutico durante su almacenamiento o uso.

Fabricante: es la empresa que lleva a cabo operaciones tales como producción, envasado, análisis, re-envasado, etiquetado, y/o re-etiquetado de productos farmacéuticos.

Firma: es el registro de la persona que realizó una acción o revisión particular. El registro puede ser las iniciales, la firma completa escrita a mano, un sello personal o una firma electrónica segura y autenticada.

Gerente de calidad: es un miembro del personal que tiene una responsabilidad y autoridad definida para asegurar que el sistema de gestión relacionado con la calidad sea implementado y seguido continuamente.

Hoja de trabajo analítico: es un formulario impreso, un cuaderno de trabajo analítico o formularios electrónicos (e-registros) para registrar la información sobre la muestra, como así también los reactivos y solventes usados, el procedimiento de análisis aplicado, los cálculos realizados, los resultados y cualquier otra información o comentario relevante.

Incertidumbre de medición: es un parámetro no negativo que caracteriza la dispersión de valores cuantitativos que se atribuyen a un mensurando (analito), basándose en la información usada.

Incertidumbre estándar: es el resultado de una medición expresada como una desviación estándar.

Informe de análisis: es un informe de análisis incluye por lo general una descripción de los procedimientos empleados, los resultados de los análisis, la discusión y las conclusiones y/o recomendaciones para una o más muestras enviadas para el análisis.

Ingrediente farmacéutico activo (API): se denomina así a cualquier sustancia o mezcla de sustancias destinadas a ser usadas en la fabricación de una forma farmacéutica y que cuando se usa de esa manera, se transforma en un ingrediente activo de esa forma farmacéutica. Tales sustancias tienen por objeto suministrar actividad farmacológica u otro efecto directo en el diagnóstico, cura, mitigación, tratamiento o prevención de una enfermedad o afectar la estructura y función del cuerpo.

Manual de calidad: es un manual que describe los diferentes elementos del sistema de gestión de calidad para asegurar la calidad de los resultados de los ensayos generados por el.
Material de referencia: es un material suficientemente homogéneo y estable con respecto a una o más de las propiedades especificadas, que se ha establecido que es apropiado para el uso para el cual está destinado en un proceso de medición.

Material de referencia certificado: es un material de referencia caracterizado por un procedimiento válido desde el punto de vista metrológico para una o más de las propiedades especificadas, acompañado por un certificado que proporciona el valor de la propiedad especificada, su incertidumbre asociada y una declaración de la trazabilidad metrológica.

Muestra control: es una muestra usada para analizar la continua exactitud y precisión del procedimiento. Debe tener una matriz similar a la de las muestras a ser analizadas. Tiene un valor asignado con su incertidumbre asociada.

Número de partida (número de lote): es una combinación distintiva de números y/o letras la cual identifica específicamente una partida en las etiquetas, en los registros de partida y en los certificados de análisis correspondientes.

Partida (o lote): es una cantidad definida de material de partida, material de envase o de producto procesado en un único proceso o serie de procesos que pueda esperarse sea homogénea. Algunas veces, puede ser necesario dividir la partida en un número de sub-lotes los cuales luego son reunidos para formar una partida final homogénea. En el caso de esterilización terminal, el tamaño de la partida se determina por la capacidad del autoclave. En el caso de fabricación continua, la partida debe corresponder a una fracción definida de la producción, que se caracteriza por su homogeneidad prevista. El tamaño de la partida puede definirse ya sea como una cantidad fija o como la cantidad producida en un intervalo de tiempo fijo.

Precisión: es el grado de concordancia entre los resultados individuales cuando el procedimiento se aplica repetidamente a múltiples muestreos de una muestra homogénea. La precisión, por lo general expresada como desviación estándar relativa, puede ser considerada a tres niveles:

• repetibilidad: es la precisión bajo las mismas condiciones operativas durante un corto período de tiempo

• precisión intermedia, se refiere a las variaciones del laboratorio a lo largo de los diferentes días, analistas o equipos usados

• y reproducibilidad que es el nivel de precisión entre laboratorios.

Procedimiento operativo estándar (POE): es un procedimiento escrito autorizado que suministra instrucciones para efectuar operaciones generales y específicas.

Producto farmacéutico: se denomina así a cualquier material o producto destinado a uso humano o veterinario, presentado en su forma de dosificación final o como una materia prima para uso en esa forma farmacéutica, que está sujeto a control por la legislación farmacéutica del lugar de exportación y/o importación.

Resultado fuera de especificación (OOS): se denomina así a todos los resultados de los ensayos que caen fuera de las especificaciones o criterios de aceptación establecidos en los expedientes de productos, en el archivo maestro de un producto farmacéutico, en las farmacopeas o por el fabricante.

Revisión de la gestión: es una revisión formal y documentada de los indicadores clave del desempeño de un sistema de gestión de calidad realizada por la Alta Dirección.

Sistema de gestión de calidad: es una infraestructura apropiada, que abarca la estructura organizativa, los procedimientos, procesos y recursos, y las acciones sistemáticas necesarias para asegurar la confianza adecuada de que un producto o servicio satisface determinados requisitos de calidad.

Sustancia o estándar de referencia: se refiere a un material autenticado y uniforme que está destinado para el uso en ensayos químicos o físicos especificados, en los que sus propiedades son comparadas con las del producto a analizar, y que posee un grado de pureza adecuado para el uso al que está destinado.

Sustancia o estándar de referencia primaria: es una sustancia que es ampliamente reconocida por poseer las cualidades apropiadas dentro de un contexto especificado y cuyo contenido asignado es aceptado sin requerir comparación con otra sustancia química. Las sustancias químicas de referencia farmacopeicas son consideradas como sustancias de referencia primaria. En ausencia de una sustancia de referencia farmacopeica, un fabricante debe establecer una sustancia de referencia primaria.

Sustancia o estándar de referencia secundaria: es una sustancia cuyas características son asignadas y/o calibradas por comparación con una sustancia de referencia primaria. El grado de caracterización y análisis de una sustancia de referencia secundaria puede ser menor que para una sustancia de referencia primaria. Referida frecuentemente como un estándar de trabajo interno.

Trazabilidad metrológica: es una propiedad del resultado de una medición en que el resultado puede estar relacionado con una referencia a través de una cadena continua y documentada de calibraciones, contribuyendo cada una a la incertidumbre de la medición.

Unidad de calidad: es una unidad de la organización, independiente de la producción, que abarca ambas responsabilidades de garantía de calidad y control de calidad. Puede ser en forma separada, garantía de calidad y control de calidad, o una única persona o grupo, dependiendo del tamaño y estructura de la organización.

Validación de un procedimiento analítico: es un proceso documentado por el cual un procedimiento analítico (o método) demuestra ser adecuado para el uso al que está destinado.

Verificación de desempeño: son procedimientos de prueba aplicado regularme te a un sistema (ej. sistema de cromatografía líquida) para demostrar consistencia en la respuesta.

Verificación de un procedimiento analítico: es un proceso por el cual un método farmacopeico o procedimiento analítico validado demuestra ser adecuado para el análisis a realizar.

Referencias:
Organización Mundial de la Salud Serie de Informes Técnicos de la OMS, No. 957, 2010 Anexo 1. Buenas prácticas de la OMS para laboratorios de control de calidad de productos farmacéutico.

Sin comentarios

Comentarios cerrados.

Pin It on Pinterest